Seguidores

sábado, 19 de noviembre de 2011

Sus manos siempre están frías...

Recuerdo la primera vez que entré al cubículo de mi nuevo profesor de piano... 


Su primer mirada, su primer saludo y quizás su único "Muy bien" provocado por su primera impresión de mi... eventualmente su primer beso. Lo que paso después fue inevitable. 


Y lo que pasó aun después de eso fue... quizás mi mas grande error, aunque no me arrepiento, me hubiera gustado haber tenido el valor, haberme arriesgado cuando era momento. 


Ese hombre sensible se convirtió en una piedra desde entonces... pero solo conmigo. 


Desde entonces, cada roce de sus manos lo siento con todo mi ser. Sus manos siempre están frías, a diferencia del resto, me gustan sus manos delicadas, suaves, blancas, inalcanzables! Esas manos que me enseñaron a tocar el piano. 


Recuerdo salir cada sábado decepcionada, con un nudo en la garganta.... nada parecía complacerlo. Aun cuando hablaba bien de mi con los demás y me trataba con preferencia entre tus otros alumnos, siempre quise oir otro "Muy bien". 


Varias veces vi las barreras caer... pero siempre las construía otra vez. Al parecer le hice mucho daño. Quizás no. 


Y siempre te abrazo al despedirme... con la esperanza de que alguna vez, no te quedaras paralizado y me abrazaras de vuelta. Sin miedo. 


En este mismo momento recuerdo la sensación de tus manos frías....




7 comentarios:

  1. Al menos nunca olvidarás esa lección de piano...
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que intenso

    me gustó tu escrito, y si... nada peor que cuando te esfuerzas al máximo y lo único que obtienes es un trozo de hielo

    (u__u)

    Saludos, que estés bien

    byE

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario, realmente.
    Uno escribe por necesidad, porque es algo que pide a gritos salir, pero comentarios como el tuyo son sin dudas algo más, algo distinto que, al menos en mi caso, ni siquiera era esperado.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Bu quién no vivió situacion tan amarga!

    Un besito...

    ResponderEliminar
  5. Toda melodía puede tener una nota que desentone, que no la haga perfecta. El profesor de piano desgraciadamente la ha dejado salir, ha tocado con las manos llenas de escarcha.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola, me ha gustado mucho la entrada, muestra mucho sentimiento.

    Por cierto, aprovecho para decirte que ya me puedes seguir por twitter si lo deseas: @Camomila1

    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Por algún motivo parecía tener miedo, ¿no?

    ResponderEliminar

Algo te trajo hasta aquí hoy.
Llámalo destino o casualidad.
Pero... haber llegado hasta aquí y no dejarme algo de ti,
es como si este momento se perdiera para siempre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...