Seguidores

martes, 30 de agosto de 2011

Re-Post II - EL CAJON DE LOS RECUERDOS



Este pseudo-poema lo escribí cuando tenía 17 años. Osea, hace más de 4 años. El otro día recordé su existencia, y lo releí en la misma entrada en dónde lo dejé la primera vez que lo publiqué. Hoy lo rescato de las sombras de Black Holes, con la esperanza de que llegue a mas gente y me cuenten que les provoca.

Yo lo releí, y regresé al momento en el que lo escribí y las circunstancias, hoy pienso que no era para tanto en ese entonces, pero lo vuelvo a leer y sigo pensando igual, las palabras siguen teniendo el mismo significado que antes.

Les dejo la entrada original, AQUÍ
Que lo disfruten.



EL CAJON DE LOS RECUERDOS

¿Para qué espera a que los días pasen? 

¿Para qué engañarse con una nueva ilusión que nace?
 

Ya nada queda por vivir
 

Ya nada queda por sentir.



Siento que lo he pasado todo
 
Alegría, satisfacción, gozo

Angustia, soledad y tristeza…

Amor sobre todo

Desamor después de todo.


Mi cuerpo es joven

pero mi alma es la de un viejo

Que lo ha visto todo, que conoce cada sabor,
 

Cada color y cada dolor.
 

Que no ha disfrutado cada amanecer
 

Pero que sabe cómo se siente cada anochecer.



Si busco un porque para todo

Si busco descifrar las bromas del destino

Es porque no quiero que la desventura
 

Se cruce en mi camino.

No quiero que la ignorancia
 

Deshaga todo lo que admiro
 

Y no temo al aburrimiento
 

Pues los misterios de la vida
 

Son tan infinitos
 

Como las estrellas en el cielo.

No temo a soñar con todas las respuestas
 

Le temo a la vida
 

Le temo a la suerte
 

Y al destino que es incierto
 

Y que juega con mi mente.




Mente que por suerte o infortunio
 

Desgastada esta

Desgastada pero bien usada

Algo que tú no comprenderás.
 

Lo he pasado todo
 

Y lo he pensado todo.



¿Para qué esperar a que un día nuevo llegue?

¿Para qué esperar si otro sueño muere?
 

Algo debe quedar por saber
 

¡Algo debe quedar por creer!



Como añoro aquellos días
 

En que no lo quería saber todo
 

En que no preguntaba porque
 

La felicidad es del injusto.



Lo bueno lo tiene el malo

Lo malo le toca al bueno
 

¿Qué significa esta ironía?
 

Es lo que en mis poco años de conciencia
 

Cada día me vuelvo a preguntar.



Tengo tantas repuestas
 

Que ya no me atrevo a soñar

Ahora sé tantas cosas
 

Que ya no me atrevo a perder…

Pero. ¿Qué tiene de malo soñar?

¿Qué tiene de malo perder?



La verdad es que no tengo ganas de soñar
 

Yo solo quiero encontrar la paz

Misma que sé que está dentro de mi
 

Así como la felicidad,

Solo es que aun no la puedo encontrar.



¿El alma esta en el cuerpo?

NO, el cuerpo está en el alma.

Entonces el dolo de mi alma
 

Sobrepasa al que puede sentir el cuerpo.

¿Y qué es el alma después de todo?

Yo no se realmente lo que es
 

Y es lo único que no quiero saber.
 

Sé cómo se siente tener una y con eso basta,
 

Aunque quizás solo sea
 

Un cajón lleno de recuerdos
 

De sentimientos
 

De momentos añejos
 

Que solo ahí descansan

En la oscuridad de un ser.

Que solo encuentran luz
 

Cuando alguien se atreve a recordar
 

A volver a sentir,

A volver a vivir.



Entonces, ¿Para qué seguir preguntando?

¿Para qué seguir llorando?
 

Si todo lo bueno y lo malo
 

Sigue dentro de mí,
 

Si ya todo lo he pasado
 

Y nada aun me ha derrotado.



Solo hace falta recordar,
 

Abrir el cajón de los recuerdos
 

Que algo debe guardar,

Algún buen sentimiento
 

Que me haga recordar
 

Que algo queda por vivir,
 


¡Que algo queda por vivir!

10 comentarios:

  1. Que bonito Denisse.
    Me gustan tus preguntas, muy profundas, demasiado trascendentales.
    Mucha tristeza transmitida en estos versos.
    Abre el cajón, estoy segura que algo bonito te llenará el recuerdo.
    Y desde ahi... adelante.

    Un besin...

    PD; me gusta la nueva imagen de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Oopsss...!!, perdón.
    Me he debido equivocar de blog.


    Yo quería leer a mi bicho Denisse; pero una de tres :
    o a mutado,
    o su verde fruto ha madurado,
    o es que... tal vez... sea yo quien la lea con otros ojos.


    ¿Tienes algo que hacer el resto de tu vida?.
    No es por nada. Solo es por si quieres pasarla conmigo.

    ¿Sabes volar?. ¿Y nadar?.
    ¿Qué tal concinas?.





    Te beso, cuore

    ResponderEliminar
  3. Y tú, GalATEA :
    Quieres dejar de perseguirme allende comento??





    Un semibeso, "mala".

    ResponderEliminar
  4. ppfff Denisse, es precioso, todas esas preguntas han pasao por mi mente en mas de una ocasión, en serio, me dejas patidifuso con cada frase, porque yo me siento así a ratos... y me pasa como al final de tu "poema", que vuelvo a abrir el cajon de los recuerdos esperando encontrar algo positivo, que por otro lado encuentro con creces!! 1 besazo Denisse, me ha encantao

    ResponderEliminar
  5. Hola Denise quizas si abres el cajón encuentres alguna respuesta a tus preguntas. Quizas en algún recuerdo han quedado colgadas, y si no alguno de ellos te pondra una sonrisa en tu boca. Muy hermoso el poema.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Denisse, un poema muy sabio y muy profundo para una niña de 17 años, me gustó mucho, fue una buena idea la de abrir el cajón de tus recuerdos y compartirlo con nosotros.
    Gracias, siempre siempre nos queda la esperanza.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Me gustó mucho el poema, es muy profundo y reflexivo.

    Pero no es muy bueno aferrarse a los recuerdos, yo pienso que nadie, ni el más viejo, puede decir que lo ha pasado todo... cada etapa de la vida está llena de emociones diferentes.

    La vida está llena de aventuras... solo tenemos que abrir los ojos.

    Saludos amiga

    ResponderEliminar
  8. Mucha reflexión involucrada, interrogantes por doquier, y la necesidad de rescatarlo del arcón de los recuerdos.
    El tiempo dirá.
    Salud!

    ResponderEliminar
  9. Ey, bichín : 'ONDE ANDAS??.

    Haz el favor de ponerte a escribir cagando leches...
    O por lo menos dinos que no te has muerto o que no te has casado; aunque a todos los efectos es lo mismo.

    ResponderEliminar
  10. TRANCE

    Algunos días al inicio de la jornada,
    en una esquina cualquiera,
    me sorprende una brisa
    que viene de todas partes y ninguna,
    me transporta a coordenadas
    en las que soy un soldado en la intemperie.
    Una doncella me doblega
    a una espera sempiterna.

    Al regresar tengo en la mano
    una rosa negra.

    ResponderEliminar

Algo te trajo hasta aquí hoy.
Llámalo destino o casualidad.
Pero... haber llegado hasta aquí y no dejarme algo de ti,
es como si este momento se perdiera para siempre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...