Seguidores

jueves, 28 de abril de 2011

Nunca es tarde...

Ese día, me hiciste enojar..
Me sentí acosada, objeto de una obsesión absurda, una salida fácil para tu corazón roto...
Ese día, tuve que hablar, de la manera mas cobarde junte el valor para rechazarte, a ti y a tu amistad.

Te pedí que no volvieras a buscarme, a llamarme desde tan lejos,
a pensar que nuestro amor dejaría de ser filial y convertirse en algo más,
para pretender que ella no solo te había roto el corazón sino que yo lo podía arreglar.

Ese día, no sabía lo que estaba perdiendo.
Ese día, reaccioné a como estaba sintiendo.
Ese día... perdí a mi mejor amigo.

Pero hoy, volviste, en medio de la noche, y estabas ahi parado con una expresión extraña en tu rostro.
Me sorprendió verte ahi parado.... con tu cara expectante.

En ese momento, lo olvide todo... no!
Mas bien lo recorde todo ! Y me di cuenta de lo tonta que fui!
Abrí la puerta y solo pude sonreir estupidamente, correr a abrazarte, decirte cuanto gusto me daba verte de nuevo y sellar anticipadamente nuestras paces con ese abrazo tan largo.

Nunca me lo hubiera imaginado,
después de 3 años, la disculpa estaba de más,
eso ya quedaba claro tan solo con pararte en mi puerta,
 jamás me lo hubiera imaginado!

Pero hoy, volviste, y en medio de la noche, me besaste las mejillas y la frente... y me enseñaste que nunca es demasiado tarde....

Nunca es demasiado tarde... para demostrar que, sin importar lo que pase, un amor y una amistad nunca se pierde en realidad!

Solo hubo dos cosas que olvide decirte... "GRACIAS" y "TE QUIERO"

5 comentarios:

  1. Qué entrada tan bonita. Ni te imaginas la de tiempo que hace que yo no oigo esas palabras, jaja. Es más que importante pronunciarlas, aunque la presencia ya es un buen paso adelante.
    Seguiré por estos lares, con tu permiso.

    ResponderEliminar
  2. La mente da mil vueltas por un montón de cosas y fue en lo último que pude pensar. Se me escaparon esas dos palabras entre todo lo que estaba sucediendo.
    Muchas gracias por detenerte a leer un poco, sientete libre de volver y divagar por acá !
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  3. Vaya, creo debí de haber dicho esas dos palabras o de menos quedarme esperando en la puerta. En fin espero ella perdone mis tontas acciones e imprudencias
    Un saludo Denisse

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo post.
    La carga de emotividad es brutal.

    Si te digo la verdad...
    Te he visto, te he olido, te he sentido.
    A ti y a él.
    ...Y a mí en el lugar de él.

    Incluso me has hecho visualizar el sitio :
    Una casita de madera, una valla de madera pintada de blanco satén a juego con la casa, un par de palmeras, la puesta de sol color naranja, el olor de la brisa del mar.

    Gilipolleces, o no tanto, mías.


    Un abrazo, solo y tanto como eso :
    Suave pero firme, pegado, mucho y largo.

    H.


    PD : Sé porqué, pero no lo voy a decir.
    El caso es que ahora mismo me siento vulnerable. Aunque no débil.
    Y si alguien me pregunta, lo negaré.
    Pero que sepas que la culpa la tienes tú.
    ...Y eso que no te conozco de nada.

    ResponderEliminar
  5. Estoy que no me lo creo! jamás pense que pudiera tocar a alguien con mis impresiones mentales!

    Anecdota:

    Un día paseando por un blog, me encontre con un comentario del dueño que decia "No quiero convertir esto en un diario..." (palabras mas/menos) a lo que me atrevi a contestar:

    -Un espacio así, siempre es una especie de diario, aunque no comience con 'querido diario'. Cada rincón de este espacio está impregnado con tu esencia intangible.

    Conclusión:

    Te equivocas! Claro que me conoces!

    ResponderEliminar

Algo te trajo hasta aquí hoy.
Llámalo destino o casualidad.
Pero... haber llegado hasta aquí y no dejarme algo de ti,
es como si este momento se perdiera para siempre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...